El médico de Boca advierte: “Se seguirán rompiendo” ya hay 18 lesiones de ligamentos cruzadosEl médico de Boca advierte: “Se seguirán rompiendo”

0
248

Hay una nueva epidemia de la que pocos hablan en el deporte de nuestro país. Y afecta directamente al fútbol argentino. Se trata de una de las lesiones más dolorosas: ya son 18 los jugadores que se rompieron los cruzados en La Copa de la Liga. «Y Se seguirán rompiendo cada vez más jugadores, esto es inevitable», vaticina el doctor de Boca, Jorge Pablo Batista, que escribió un fuerte posteo en su cuenta de Instagram. ¿Por qué? «Calendario muy apretado, terrenos de juego en algunos casos en mal estado, modas en el uso de tapones semicirculares en lugar de tapones redondos, estrés psíquico», detalla el reconocido traumatólogo.

Sólo este fin de semana fueron tres los jugadores que sufrieron la complicada lesión. Lucas Blondel, que atravesaba su mejor momento desde su llegada a Boca, se fue lesionado a los 19 minutos del clásico con San Lorenzo en la Bombonera. Después, el club confirmó que había sufrido «un esguince de rodilla con ruptura de ligamento cruzado anterior«.

El Pirata cordobés también fue víctima de la lesión de moda de estos días: Belgrano lo informó en sus redes. «Luego de realizar los estudios pertinentes, se confirmó que Ulises Sánchez sufrió ruptura de ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha».

Y en la semana también supimos que Manuel Insaurralde se rompió los cruzados en la previa del partido de Boca. Ese sería el jugador número 18.

«No son 18, son 19», corrige Batista que asegura que en cuestión de horas se conocerá otra mala noticia: «Hay un jugador más que seguramente sera dada la info próximamente».

En estas 12 fechas de la Copa de la Liga algunos clubes vivieron situaciones surrealistas. Por ejemplo, el 12 de febrero Ciro Rius reemplazó a Raúl Lozano que se había roto los ligamentos cruzados. Unos minutos después, en el mismo partido el recién ingresado en Platense sufrió la misma lesión que el hombre al que había sustituido. Y Banfield tuvo que anunciar en la misma fecha a dos jugadores con los cruzados rotos: Bisanz y Cabrera.

Cansado de ver una situación que se repite sin ningún tipo de prevención por parte de las autoridades, el médico de Boca realizó su posteo en forma de denuncia: «Ya lo advertí hace dos semanas y nadie hizo nada».

Según Batista, algunas de las razones de tantas lesiones serían las siguientes: «Calendario muy apretado, terrenos de juego en algunos casos en mal estado, modas en el uso de tapones semicirculares en lugar de tapones redondos, estrés psíquico (todos se juegan algo, descenso, clasificar a instancias finales), fatiga física», describe el prestigioso médico traumatólogo.

«El futbol argentino es sumamente difícil, el trabajo de los preparadores físicos es excelente. Esto trae aparejado que el jugador no tenga un segundo sin que reciba la presión de dos y hasta tres rivales. Si bien la mayoría son lesiones indirectas también debo remarcar que en el futbol europeo se protege mas al jugador. Una o dos faltas, amarilla y luego roja. De todo esto se me ocurre una sola conclusión: No veo una salida rápida. Se seguirán rompiendo cada vez más jugadores, esto es Inevitable», posteó Batista en letras mayúsculas.

«No hay programas de prevención que se puedan instaurar porque las variables a corregir son muchísimas y tocan intereses económicos en muchos casos. ¡Una pena!», cerró el especialista en medicina deportiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí